Tras una nueva baja, la soja terminó la semana con una pérdida del 3,8% en la Bolsa de Chicago

22/05/21 – Lluvias sobre el medio oeste mejoran las perspectivas para los cultivos de la nueva campaña estadounidense; también fue negativa la rueda en la plaza doméstica.

Los precios de la soja cerraron en baja hoy por tercera rueda consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde las lluvias caídas sobre la zona núcleo para la producción de granos gruesos fueron el argumento de los inversores para liquidar contratos y conducir a la oleaginosa a un balance semanal que reflejó pérdidas de hasta el 3,8 por ciento.

Al cierre de las operaciones, las pizarras mostraron quitas de US$2,57 y de 2,66 sobre los contratos julio y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 560,80 y de 499,90 dólares por tonelada. En el balance de la semana estas posiciones resignaron un 3,8 y un 2,8% frente a los 582,85 y a los 514,69 dólares del viernes anterior.

Así como un par de días atrás las lluvias más importantes cayeron sobre Illinois, el principal Estado productor de soja, hoy lo hicieron sobre la franja centra de Iowa, el mayor productor de granos gruesos de Estados Unidos.

Este aporte de humedad sobre el medio oeste, que se prolongaría durante las próximas dos semanas según el reporte extendido de 8 a 14 días del Servicio Meteorológico estadounidense, llegó a tiempo para aliviar las zonas que evidenciaban déficit y favorecerá la emergencia de los cultivos, mientras la siembra de soja avanza sobre el 80% del área prevista por el USDA en 35,45 millones de hectáreas.

Si bien ya estaba claro que la cosecha de soja 2020/2021 de Brasil sería récord, aportó a la tónica bajista el dato difundido por la consultora Safras & Mercado, que elevó de 134,09 a 137,19 millones de toneladas su estimación sobre la producción brasileña. Este volumen superó los 136 millones de toneladas calculados por el USDA y los 135,41 millones proyectados por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil

“La culminación de la cosecha arrojó grandes rendimientos promedio en los principales Estados productores y en el resto de las regiones agrícolas del país”, indicó Luiz Fernando Roque, analista de Safras & Mercado. El especialista detalló que el rinde medio creció de 34,15 a 35,42 quintales por hectárea, mientras que la superficie sembrada aumentó un 4%, al cubrir 39,93 millones de hectáreas.

Cabe recordar que la siembra de soja brasileña debió lidiar con demoras por la falta de humedad suficiente en el inicio de la campaña, hasta que las lluvias se generalizaron desde principios de 2021. “Se registraron algunos problemas regionalizados durante el desarrollo de los cultivos, pero sin la amplitud y la relevancia necesarias para provocar grandes pérdidas productivas”, señaló Roque, que celebró el hecho de que Brasil se haya “consolidado como el mayor productor y exportador mundial de soja”.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/