Subieron la soja y el maíz en Chicago por perspectivas de clima seco en Sudamérica

24/12/21 – La soja y el maíz siguieron con su tendencia alcista que se viene evidenciando en los últimos días ante la persistencia del clima seco en Sudamérica que afecta al desarrollo de los cultivos. El trigo subió ante la sólida demanda externa.

Los precios de la oleaginosa cotizaron en alza por octava rueda consecutiva, mientras que los del cereal lo hicieron durante las últimas tres rondas de operaciones de la semana en Chicago.

Con este panorama, la soja cotizó entre los u$s 489/u$s 495 y el maíz entre los u$s 238/239, lo que les permitió cerrar la semana con saldo positivo.

Cotizaciones y fundamentos
La soja registró subas de entre u$s 1,19 y u$s 2,16 según las distintas posiciones, gracias a las subas del aceite y de la harina, y luego de marcar alzas de hasta u$s 8 en la jornada anterior.

“Como fundamento persistente durante toda la semana, que posibilitó un balance positivo para las cotizaciones de la oleaginosa, se destacó el clima en Sudamérica, con déficit de humedad en el sur de Brasil y en zonas agrícolas de la Argentina y de Paraguay”, sintetizó Granar en su reporte diario.

Por su parte, y en la misma línea, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) apuntó que “las preocupaciones acerca del clima en Sudamérica dan un impulso a los precios, que alcanzan un nuevo máximo desde agosto. Sin embargo, las ventas para exportación en la última semana sumaron 811.500 toneladas, según informó el USDA, un mínimo para la campaña. Esto limitó las subas”.

En el acumulado semanal, el saldo para los precios de la oleaginosa fue positivo en la plaza norteamericana.

Los futuros de maíz culminaron nuevamente con alzas en Chicago y tocaron un nuevo máximo en casi seis meses. En el caso del cereal, y con fundamentos similares a los de la soja, los precios registraron subas de entre u$s 1,28 y u$s 1,38 ya que “se sigue imponiendo como principal fundamento alcista la falta de humedad en el sur de Brasil”, señaló Granar.

“De igual modo, la perspectiva de lluvias inferiores a las normales para los primeros meses de 2022 en zonas agrícolas de la Argentina sumó a la tónica”, añadió la firma corredora de granos.

En igual sentido, “los pronósticos climáticos indican ausencia de precipitaciones y temperaturas elevadas para Argentina y Brasil, lo cual podría causar estrés sobre los cultivos”, indicaron los analistas de la BCR. Y advirtieron que “una cosecha ajustada en el hemisferio sur podría aumentar la demanda de granos estadounidenses, lo cual da sostén a los precios”.

De esta manera, el cereal cerró la semana con una variación acumulada positiva en los precios registrados en Chicago.

Y en una jornada volátil, los precios del trigo volvieron a cerrar con alzas en el mercado estadounidense. En Chicago se registraron leves subas de u$s 0,28 con las mayores ganancias sobre Kansas que marcó u$s 2,85 marzo y u$s 2,75 mayo. De esta manera, concluyó su sexta rueda consecutiva al alza.

“Esto está relacionado con la falta de humedad que se acentúa en las zonas productoras de trigo de invierno, ya que un 58% del área destinada a estas variedades experimenta sequía”, explicaron desde Granar.

Además, las subas estuvieron apuntaladas por una robusta demanda externa. “Esta semana, Turquía e Irán realizaron ofertas abiertas de compra de trigo, avivando la demanda para exportación. Además, el USDA informó que las ventas externas en la semana anterior totalizaron 458.000 toneladas, cerca del límite superior del rango de estimaciones de los operadores (200.000 a 575.000 tns). Asimismo, los rumores de que Ucrania limitaría las exportaciones del cereal a partir de enero dan sostén a los precios”, resumió la BCR.

En el acumulado semanal, el cereal quedó con saldo positivo en Chicago, que fue algo mayor sobre Kansas.

Fuente: www.agroverdad.com.ar