Lunes 19 de Setiembre 2022

Se inicia la tercera semana desde la puesta en marcha del dólar soja a 200 pesos para la exportación y serán jornadas claves, porque luego del récord de los días previos se espera un nuevo aluvión de ventas que significaría el ingreso de al menos 1400 millones de dólares desde hoy y hasta el próximo viernes. Es que los precios de exportación de la soja argentina se ubican muy competitivos respecto de la oleaginosa estadounidense y brasileña y eso apuntalaría una mayor liquidación.

Según explican desde la Bolsa de Comercio de Rosario, la implementación del Programa de Incremento Exportador encuentra competitivos a los precios FOB del poroto de soja. En la comparativa de los precios, el diferencial de precio del poroto de soja para el Up River en Argentina respecto al puerto de Paranaguá de Brasil se ubica en u$s41,79 la tonelada. Es decir, en lo que va septiembre los precios del poroto de soja argentino fueron casi 42 dólares más baratos que los que se observan en Brasil. Más aún, el diferencial actual es casi el doble del promedio de u$s23 tonelada de las últimas cinco campañas. Asimismo, en los últimos veinte años, este diferencial promedio sólo fue superior a estos valores en 2020 y 2012 para el mes de septiembre.

Al mismo tiempo, con la campaña de soja estadounidense recién comenzada, la presión bajista de la proximidad del inicio de cosecha no parece alcanzar para que los precios estadounidenses se igualen con los argentinos. En este sentido, en lo que va de septiembre la soja argentina está más de u$s14 más barata que la soja estadounidense. Este número es inusual, considerando que históricamente los precios estadounidenses están por debajo de los argentinos para esta altura del año.

Esto también explica la buena demanda de soja argentina al exterior, que durante la semana pasada concretó múltiples compras que continuarían durante los próximos días.

Así las cosas, las proyecciones más conservadoras adelantan que durante esta semana se comercializarían al menos 2,5 millones de toneladas, lo que representaría un ingreso de u$s1.400 millones teniendo en cuenta los actuales precios FOB de exportación que rondan los u$s578.

La realidad demuestra que la medida fue altamente efectiva desde su lanzamiento. Entre el 5 y el 15 de septiembre, en coincidencia con la vigencia del Programa de Incentivo Exportador (PIE) que permite liquidar las exportaciones del complejo soja a un tipo de cambio de $200 durante este mes, se realizaron operaciones finales con soja por un total de 7,4 millones de toneladas. De este total, 5,3 millones de toneladas corresponden a operaciones nuevas de compraventa y 2,1 millones de toneladas a fijaciones.

Otra de las claves es que tras la implementación del Programa de Incentivo Exportador, se logró impulsar fuertemente la concreción de ventas por parte de los productores. Entre el 1 y el 14 de septiembre, la concertación de operaciones de compraventa de soja 2021/22 avanzó 4,4 millones de toneladas, según estimaciones preliminares en base a datos de SIO-Granos. En relación con la producción estimada, se comercializó el 64,9% del total producido, superando ya el promedio de las últimas tres campañas para esta altura del año (64,3%).

En tanto, de acuerdo con datos oficiales, en la primera semana desde la entrada en vigencia de la medida se declararon ventas al exterior del complejo soja por más de 2,8 millones de toneladas, el mayor volumen semanal desde que inició la campaña. Esto se traduce también en ingresos por u$s2.344 millones y el aporte al fisco en concepto de retenciones asciende ya a u$s744 millones.

Finalmente, como dato final, hasta las semana pasada las agroexportadoras habían liquidado en el mercado de cambios local alrededor de u$s3.500 millones si se contabilizan también exportaciones de otros productos además de la soja, como el maíz. Así de continuar la tendencia ante de que concluya septiembre se logrará el objetivo del Gobierno de que ingresen u$s5.000 millones al mercado de cambios local.