¿Qué tan tarde llegaron las lluvias para la soja?

23/03/21 Se ven mejorados los almacenajes para soja, aunque demasiado tarde en algunas áreas como para que se evidencie una recuperación del cultivo.

La Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) repasa que las lluvias de la última semana, asociadas al paso de dos sistemas frontales sucesivos, han mejorado los almacenajes de agua y genera expectativas de recuperación del desempaño de la soja de segunda. En la zona núcleo los acumulados de la última semana han sido dispares, pero en promedio se hallan alrededor de 40mm.

La mayor parte del área con soja de segundo sufrió un marcado retroceso en el contenido de agua en el suelo entre mediados de febrero y mediados de marzo. El cambio de estación trajo un repunte en las reservas llega tarde en algunos casos, donde ya se ha reportado aborto de vainas. Sin embargo, para otras zonas todavía no se ha llegado a la etapa más crítica y el cultivo se vería beneficiado.

Desde CCA señalan que las reservas de humedad comienzan a mejorar sobre el centro norte del país y esta semana encontrarán un fuerte espaldarazo como para fortalecerse. Sin embargo, hay zonas del norte de Buenos Aiores y también de La Pampa y el oeste bonaerense, que posiblemente queden fuera de los máximos más importantes y por lo tanto el proceso de recuperación será más lento. No obstante esto, visto desde de hoy, parece muy probable que gran parte de las zonas aptas para la fina logren posicionarse favorablemente para el comienzo  de las siembras. 

La Bolsa de Comercio de Rosario destaca que, gracias a las últimas lluvias, se aleja el escenario de desastre productivo en soja de segunda: «Se recuperaron 600.000 ha que estaban regulares a malas y pasaron a la condición de buenas. Las pérdidas de hectareaje se multiplicaban a cada día,  hace una semana atrás había 450 mil ha en malas condiciones; sin lluvias a la vista se esperaba una pérdida de 250 mil hectáreas».

Tras las lluvias, ahora se estiman que serían menos de 200 mil hectáreas en la zona núcleo. Respecto a las 500 mil has que siguen regulares a malas, la mayor parte de ellas se ubican en el NE y NO bonaerense y en el SE santafesino. Pero tanto en General Pinto, en Pergamino y en Cañada Rosquín  los técnicos coinciden que en “sojas de segunda se corta la pérdida de área”. Del escenario de catástrofe productiva de perder área sembrada ahora se estiman alcanzables rindes de 7 a 15 qq/ha. O sea, habrá un daño de más del 50% pero se pasa a poder tener cosecha en esos cuadros. “Tienen poco para recuperar, están en R3, R4 pero con poca altura, pocos nudos. Pueden ganar 2 o 3 quintales, no más”, explican los técnicos de las zona afectadas.

Soja de segunda: ¿qué se espera ahora en rindes? «El agua llegó para terminar el llenado de granos y ponerle un piso al rinde del cultivo», señaló la BCR sobre el cierre de la semana anterior. En el centro sur de Santa Fe y el este cordobés se estiman los rindes más altos:

  • En El Trébol esperan un promedio de 30 qq/ha, con lotes que alcanzarían los 40 qq/ha
  • En Carlos Pellegrini la media sería de 40 qq/ha
  • En Cañada Rosquin los rindes venían en picada y se calcula una pérdida del 50% respecto al año pasado. Sin embrago, hay lotes que podrían tocar los 30 qq/ha
  • En San Gregorio se recuperarían entre 5 a 8 quintales tras las lluvias y los promedios estarían entre 18 a 28 qq/ha
  • En Bigand se sostiene la producción y se esperan rindes entre 25 a 35 qq/ha
  • En Marcos Juárez, si bien se perdió rinde por la falta de agua, estas lluvias son muy importantes. El cultivo venia cayendo en forma drástica pero ahora se espera una cosecha aceptable, aunque menor a lo normal.

Por otro lado, para la soja de primera el agua llegó tarde.

La siguiente Figura muestra la evolución de las reservas hídricas simuladas en Rafaela (Santa Fe) para un lote de soja de segunda. Se observa la caída de las reservas de febrero y principios de marzo, que llevó los valores de almacenaje (línea negra) por debajo de los niveles normales (franja verde) y el posterior repunte debido a las últimas lluvias.

Soja: reservas de humedad

Para la soja de primera, como consecuencia de las lluvias recibidas, se observan recargas en la provincia de Buenos Aires, con excepción del sudoeste: «Predominan en las áreas agrícolas de la provincia las reservas escasas a regulares, con déficit hídrico en el sudoeste y almacenajes adecuados en el sudeste», señala ORA.

En Buenos Aires se han registrado importantes precipitaciones en áreas no agrícolas del centro y sudeste de la provincia. Los resultados sobre las reservas hídricas se simulan para pastura implantada y se pueden ver aquí.

 

En Córdoba las reservas se ven aumentadas y se clasifican como adecuadas a óptimas en cuanto al contenido de humedad, aunque la demanda del cultivo ya decae en las etapas terminales del ciclo.

En el centro de Santa Fe se han estimado algunos excesos temporarios como resultado de las últimas lluvias, que fueron del orden de 100mm.

La provincia de Entre Ríos se ve muy mejorada, con reservas que en el norte pasaron a categoría adecuada a óptima. El sur de la provincia habría salido del estado deficitario que se venía manteniendo.

Otra área que se estima que habría superado el déficit de las últimas semanas es Chaco, aunque predominan las reservas regulares a escasas.

Por otro lado, para soja de segunda predominarían las categorías de humedad regular a escasa en la mayor parte de la zona núcleo pampeana.