Productores visualizan leve mejoría de la soja

14/06/2019 Desde la Unión de Gremios de la Producción (UGP) ven un leve mejoramiento en la situación de la soja, cuya producción se había resentido a raíz de la última sequía. Pese a ello, sostienen que “todo es muy volátil” y el panorama podría cambiar en cualquier momento.

Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción, en entrevista con la 970 AM indicó que los datos del Banco Central del Paraguay (BCP) que hablan sobre una caída de las exportaciones -sobre todo en rubros como la soja- confirma lo que ya venían señalando desde enero.

En aquel entonces, ya se hablaba sobre los problemas en la producción agropecuaria y se especulaba que esa situación terminaría afectando el ingreso de divisas a nuestro país.

Según estimaciones de la UGP, los agroempresarios dejarían de percibir US$ 1.340 millones por la crisis en la producción de la soja y, por ende, el Estado perdería unos US$ 135 millones en calidad de impuestos.

Pese a todo ello, Cristaldo destacó que hace como 20 días empezó a “rebotar” la producción de este rubro, teniendo un mejor panorama en comparación con el que se vivió el pasado 25 de abril cuando se concretó el cierre general de los contratos. “Son perspectivas que ayudan, pero eso es muy volátil, esperemos que se consolide”, añadió.

El mismo espera que el clima pueda ayudar a seguir mejorando la producción de soja ya que es uno de los principales factores que contribuyen en la siembra. En lo que hace al precio, sostiene que “van a pelearlo si tienen buena producción”.

“Estos son procesos largos, para nosotros la gente del campo son 24 meses para volver a otros niveles, mientras tanto estamos en un proceso de ajuste y de mucha prudencia, de búsqueda de eficiencia sobre todo para poder pasar la tormenta”, expresó el titular de la UGP.

Cristaldo destacó que “de esta situación se sale trabajando” y sostuvo que “hay que darle condiciones a la gente para que trabaje y para que pueda sembrar”, de manera a que puedan tener una buena cosecha el año próximo y a partir de ahí empezar a reactivar todo de a poco “porque no hay milagros”.

“Acá todo es trabajo, prudencia y un esfuerzo compartido entre todos, tanto del sector público como privado, y tratar de equivocarnos lo menos posible”, sentenció.

Fuente: www.hoy.com.py