Primera granja avícola de puesta flotante sostenible

24/06/2020 Primera granja avícola de puesta flotante y sostenible.

Tras el éxito de la primera “granja lechera flotante” del mundo en Rotterdam, una empresa de los Países Bajos  está trabajando en un proyecto para montar la primera “granja avícola de puesta flotante y totalmente sostenible”.

El objetivo de esta granja piloto es estudiar nuevos emplazamientos para las factorías productoras de alimentos en un planeta donde cada vez escasea más el suelo y el 70% de la superficie es agua, además de demostrar que es posible acercar la producción de alimentos lo máximo posible a grandes ciudades.

El proyecto, en avanzado estado de desarrollo, tendría tres niveles, uno inferior, sumergido, con cultivo hidropónico de berros y verduras para ensaladas, el nivel intermedio, a nivel del agua, seria el centro de recogida, clasificado y envasado de los huevos, y el tercer nivel sería la granja de puesta propiamente dicha, con sus nidales, aseladeros y todo lo necesario pero sin salida al exterior ya que en un aviario normal y corriente pero flotante y con la recogida de los huevos por debajo.  Como cubierta de estos tres niveles tendría placas fotovoltaicas.

Tras el éxito de la «granja flotante de vacas lecheras” (ver cobertura anterior aquí), la empresa holandesa de arquitectura Goldsmith está planeando la primera granja flotante de gallinas de puesta en Rotterdam, una granja urbana que combina instalaciones para 7.000 gallinas con un nivel para cultivar verduras, hierbas y berros con iluminación Led.

La disposición sería similar a la granja flotante de vacas adyacente.

La plataforma flotante, de nueva construcción, está organizada como un edificio agrícola compacto y con una estructura lógica por capas o niveles. Además de ser una granja funcional, el edificio también cumple una función educativa para la ciudad y sus habitantes, con la mayoría de las instalaciones visibles para los visitantes tanto como sea posible.

La arquitectura facilita el procesamiento de productos de ambas granjas  prioriza la flotabilidad, la estabilidad y la transparencia, con instalaciones técnicas, almacenamiento, producción y procesamiento de productos de huevo y cultivo, todos combinados a bordo y visibles tanto como sea posible.

Como tal, el edificio permite a los visitantes ver la mayoría del funcionamiento interno de la granja sin perturbar los diversos procesos a bordo.

A diferencia de la vecina “lechería flotante»,