Los temores por Covid vuelven a sentirse en los granos

20/07/2020 Los precios del maíz vuelven a sentir las consecuencias de la pandemia siguiendo a las caídas del petróleo ante las preocupaciones por la reactivación de la demanda de combustibles en general y del etanol para el maíz en particular. Ademas, los pronósticos siguen favorables para los cultivos.

La soja logra desprenderse de la tendencia negativa y sigue sostenida por la firme demanda de China.

Los fondos especulativos recortaron sus posiciones netas vendidas en maíz y trigo y compradas en soja.

En el mercado local tanto la siembra de trigo como la cosecha de maíz están próximas a terminar. La semana pasada se reactivaron los negocios de maíz al registrarse importantes subas, especialmente para las entregas diferidas.

COMENTARIOS DE MERCADO

Soja +1,56 U$S/tt (+0,48%)

La soja por quinta sesión consecutiva al mayor valor desde el 10 de julio impulsada por la firme demanda y a pesar de las mejores condiciones climáticas y la amplia oferta global.

El viernes el USDA anunció la venta de 126.000 toneladas a desconocidos y el total semanal fue de 1,5 MT de los cuales 1 MT fue hacia China.

La consultora Safras & Mercados, en su primera estimación de la campaña 20/21, fijó la producción de soja de Brasil en 131,7 MT que representa una suba del 5,4%.

Maíz -1,18 U$S/tt (-0,98%)

El maíz pierde terreno ya que las caídas de los precios del petróleo aumentan las preocupaciones por la demanda de etanol.

Los precios del petróleo caen al comienzo de la semana ante las preocupaciones de que el ritmo de casos de Coronavirus pueda demorar la recuperación de la demanda de combustibles.

Trigo -1,29 U$S/tt (-0,65%)

Los precios del trigo operan en territorio negativo por cobertura de posiciones luego de las fuertes subas de la semana pasada. Los precios de exportación subieron y hay preocupaciones por un ajuste de la oferta global del cereal.

Los fondos recortaron su posición neta vendida, siendo la mayor compra semanal desde mayo 2019. Los tres últimos días de la semana pasada los precios subieron un 1,5% y los fondos probablemente ahora tengan una posición más neutral.