Los eslabones extremos debilitan a la cadena de la soja

Fecha: 29/09/2018

Son las dos asignaturas que más preocupación generan a referentes del principal cultivo del país. El diferencial a la industria, también.

soja

Quizás de casualidad, en la cadena productiva de la soja los dos eslabones que más crujen son los de las puntas. Por un lado, se refleja debilidad en relación a las semillas, donde todo ciclo agronómico comienza. Y a su vez, en el otro extremo, hacen ruido los derechos de exportación. Ambas cuestiones sobresalieron en el congreso anual de la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja), desarrollado el jueves en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

 

En el panel inicial de ese encuentro, nutrido por los principales referentes de la producción y su industria asociada, desde la genética a los fierros, hubo coincidencia.

Evolución de la producción de soja en Argentina. Fuente BCR.

Evolución de la producción de soja en Argentina. Fuente BCR.

Rompió el fuego Roberto Urquía, de Aceitera General Deheza, la empresa de origen familiar que se desarrolló desde el lote a la góndola, en el marco de lo cual también apostó por la industrialización con valor agregado. Ese justamente fue el tercer punto en discusión, por la reciente eliminación del diferencial de 3% con el cual se favorecía a la exportaciones que tiene un proceso de manufactura y mano de obra; como el aceite y la harina de soja, que ahora se gravan igual que el grano.

 

“No era un diferencial arancelario, sino una herramienta para igualar la cerrazón de los países, como por ejemplo China, que se quieren llevar la materia prima y agregarle valor”, afirmó Urquía. Y bramó: “Nos van a violar y nos van a llevar todo”.

 
Crecimiento de la industria de procesamiento de soja.

Crecimiento de la industria de procesamiento de soja.

Luego se ocupó de no atacar a Macri pero disparó balas hacia su entorno. “Le creo mucho al Presidente, quiere que seamos el supermercado del mundo, pero la gente que lo acompaña no parece hacer las cosas para que eso suceda.Porque los países que crecieron lo han hecho con reglas estables y acá todo lo que anda bien se cambia”.

 

Y finalmente aseguró: “El subsidio no existe, porque la industria le ha venido bonificando un promedio de 22 dólares por tonelada al productor argentino respecto de lo que podría recibir en Brasil o Estados Unidos. Por lo tanto, si no se reestablece el diferencial va a sufrir fundamentalmente el productor”.

Desde otras filosofías empresarias se opinó en el mismo sentido. Por caso, Julián Echazarreta, vicepresidente de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), que nuclea a miles de productores en todo el país, consideró que “el diferencial arancelario era la única política de Estado que había pasado de un gobierno a otro. Más allá de la sequía y los condicionantes financieros externos, eso lo creamos los argentinos y por eso también lo podemos corregir”.

 

En el acto oficial de apertura, el presidente de Acsoja, Luis Zubizarreta, intentó dar “un mensaje de optimismo, con mirada de faros largos”, pero también pidió que tal como prometió Macri “las medidas indeseadas se corrijan pronto”. Y agregó: “Sería un grave error si nos comemos a la gallina de los huevos de oro, que nos permitiría dejar atrás décadas de complicaciones para el desarrollo. Si no tomamos este asunto en serio iremos hacia una primarización de esta producción, clave en nuestra economía nacional”.

Un poco antes, el presidente de la BCR, Alberto Padoan, ponderó “la evolución de la soja desde las 100 mil toneladas de hace medio siglo hasta 62 millones de toneladas”. Y al asegurar que hay más potencial realizó una defensa enfática de la propiedad intelectual sobre semillas. En un sentido parecido, el vicepresidente de ACA dijo que la asociación tiene un criadero de semillas “y es muy difícil explicar que no se puede cobrar lo invertido”.

En relación al mismo tema, Obdulio San Martín, de Don Mario, explicó que “por las indefiniciones sobre ese marco normativo, entre 2005 y 2018 Brasil y Estados Unidos nos sacaron mucha ventaja: duplicaron la superficie y también ganaron en rendimiento y calidad”. Por eso, y por las enormes posibilidades que están abriendo tecnologías como las edición génica, también concluyó que el “reconocimiento a la propiedad intelectual es clave para seguir creciendo”.

Resumen comparativo de la evolución productiva en Argentina, Brasil y Estados Unidos.

Resumen comparativo de la evolución productiva en Argentina, Brasil y Estados Unidos.

En ese sentido, el gobernador santafesino Miguel Lifschitz pidió “no quedarnos con lo que hemos logrado, que es bastante, pero aún podemos avanzar mucho más hacia adelante”. Propuso pensar “un plan de desarrollo integral, porque la coyuntura no se puede resolver si uno no tiene una mirada de largo plazo”, y “replantear la estructura tributaria de la Argentina, para no castigar tanto a lo que alguien llamó yuyo. .. Porque el campo debe ser nuevamente el motor de la recuperación económica y también la locomotora que arrastre al resto de las actividades productivas, de la mano de la bioeconomía con la cual el sector agroindustrial puede protagonizar nuevos desafíos”

Fuente: https://www.clarin.com/rural/eslabones-extremos-debilitan-cadena-soja_0_gmPNQgzzz.html