La soja corta la racha que la llevó a tocar máximos de seis años en Chicago

19/11/20 Es la primera baja en una semana para la oleaginosa. Maíz y trigo también caen en el mercado de referencia.

La soja cae luego de alcanzar ayer un máximo de seis años sustentada en la importante demanda de China. También hay bajas para maíz y trigo.

Con una merma de US$ 4 a US$ 427, la oleaginosa registra la primera baja de la semana. En el rally alcista se suman las preocupaciones por la restricción hídrica en Sudamérica.

Bloomberg destaca que la soja subió más de 20% este año después de que China comenzara a comprar cargamentos para alimentar un aumento masivo en el número de cerdos a medida que el país se recupera de la peste porcina africana. Las preocupaciones por las cosechas en Brasil y Argentina han contribuido a avivar el repunte, y la sequía ha afectado a los campos recién plantados en ambos productores.

Commodity Weather Group agrega que algunas partes de América del Sur ahora están experimentando lluvias beneficiosas, mientras que aún se necesitan lluvias más regulares. Aproximadamente una cuarta parte de la cosecha de Brasil sigue bajo estrés. En América del Sur, «esa lluvia no fue lo suficientemente larga en duración o magnitud para cambiar el rumbo del empeoramiento de la situación de los cultivos», dijo The Hightower Report en una nota.

La Bolsa de Comercio de Rosario destacó ayer que los futuros de soja subieron impulsados por las mejoras en los precios del aceite, y por la fuerte demanda interna para procesamiento en Estados Unidos, así como también en su demanda de exportación. Los futuros de maíz se ven apuntalados por buenos números de exportación y por contagio de las subas en el mercado de soja. El trigo, por último, mejoró por un rebote técnico y contagiado del panorama alcista general.

 

Las importaciones de soja de China pueden llegar a 100 millones de toneladas el próximo año y aumentar entre un 3% y un 4% anual durante la próxima década, según el Consejo de Exportación de Soja de Estados Unidos.

Mientras tanto, una moneda china más fuerte y un dólar más débil solo están aumentando el atractivo de las importaciones agrícolas para el país asiático.

El maíz también se ha estado recuperando terreno de la mano las expectativas de importaciones chinas récord y debido al clima seco en América del Sur, pero existe la preocupación de que los últimos bloqueos estadounidenses puedan frenar la demanda de etanol.

Fuente: https://news.agrofy.com.ar/