Estrategias para impactar en la bioseguridad de la alimentación porcina

29/09/21 – La producción mundial de carne de cerdo ha adoptado en gran medida la bioseguridad en las granjas para minimizar los vectores de transmisión de enfermedades y proteger la salud porcina.

En un principio, no se pensó que los piensos y los ingredientes fueran vectores sustanciales, pero incidentes recientes han demostrado su capacidad para albergar enfermedades. 

Se han diseñado estrategias para comprender la propagación de patógenos en todo el entorno de fabricación de piensos, incluido el posible arrastre de lote a lote, lo que reduce el riesgo de transmisión.

 BACTERIAS PATÓGENAS

Los peligros biológicos que pueden ser patógenos para la salud de los cerdos incluyen bacterias, como Salmonella spp. y Escherichia coli , y virus, tales como PEDV, ASFV, SVA, virus de la peste porcina clásica, virus de la pseudorrabia (PRV) y fiebre aftosa (FA).

De los peligros biológicos potenciales en los piensos, Salmonella spp. es el más investigado y comprendido.

Se ha demostrado que la transmisión de Salmonella a través de los alimentos tiene un impacto en la salud de los cerdos, incluido un brote de Salmonella enterica.

Actualmente, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) considera el serotipo Choleraesuis de S. enterica como un adulterante en la alimentación porcina, pero la adulteración por otros serotipos se evalúa caso por caso (FDA, 2013 ).

Mientras que para la Salmonella spp. la FDA ha informado que está presente en aproximadamente el 8% de los alimentos para animales, ni Salmonella Cubana ni Choleraesuis se encuentran entre los 25 serotipos más prevalentes encontrados por la agencia durante la vigilancia de rutina.

Tanto Salmonella como E. coli pertenecen a una familia de bacterias llamadas Enterobacteriaceae. La vigilancia activa de esta familia de bacterias puede actuar como un indicador del cumplimiento de la bioseguridad e incluso predecir futuros brotes. Enterobacteriaceae y Salmonella spp.

Presencia de enterobacterias en 11 fábricas de piensos de Estados Unidos. Los niveles de Enterobacteriaceae (barras totales) varían según la ubicación, pero están asociados con Salmonella spp. (parte oscura de las barras). Los niveles altos de enterobacterias pueden indicar el cumplimiento de la bioseguridad e incluso predecir futuros brotes.

Fuente: www.porcino.info