Enfermedades Avícolas

enfermedades_avicolas
Crisis avícola: el mercado se achica y la rentabilidad cae
crisis_avicola

El consumo de proteína animal proveniente del sector avícola, cuando se suman pollos y huevos, ha alcanzado los 63 kilos anuales por habitante en todo el país.  Leer mas…

Aviagen continua inversión estratégica en programa de reproducción en el Reino Unido
Aviagen Inversión estratégica

Como la demanda por productos Aviagen continúa creciendo en todo el mundo, la infraestructura de la compañía está siendo fortalecida como corresponde. Leer mas…

Las enfermedades se pueden reconocer por sus señales más claras. Algunas se conocen por la ñaña, otras por la respiración y muchas por lo que les sale de los hoyitos de la nariz, por la piel y hasta las plumas.

Las diarreas

Cuando las gallinas pupusean chirre puede ser por paratifoidea, peste aviar, marek o enfermedad del hígado, coccidiosis, cabeza negra, gusanos en el buche, por solitarias o tenias, cresta azul, y en los chompipes ataca la erisipela.

Problemas respiratorios

Los problemas de respiración pueden deberse por el New Castle o murriña, también por bronquitis, la coriza, la laringitis o por falta de vitamina A.

Otras partes del cuerpo

Entre las enfermedades con señales claras están la viruela, el complejo de leucosis y el raquitismo. Cuando se le sale la huevera, padece de temblores, de úlceras en las patas o el buche caído. “No quiero ser aguafiestas pero hay enfermedades que no tienen curas y su único combate es la prevención con vacunas, higiene, darles agua limpia y una alimentación balanceada….”, asegura la doctora Luz Adilia Luna y agrega:

“Por ejemplo el marek, conocido como parálisis de las gallinas, es una de ellas. Cuando ataca la gallina cae con las patas abiertas. También se le llama enfermedad del hígado grande. La señal es una diarrea de color verde y ataca a las gallinas mayores de cuatro meses. Las aves casi no ponen huevos y no hay en dónde perderse, porque los huevos son deformes o mal formados y de conchas muy delgadas. No se conocen remedios ni curas para esta peste.

Igual pasa con el complejo de leucosis que enferma varias parte del cuerpo del ave. Cuando ataca el cerebro quedan paralíticas de las alas y las patas. También afecta a los ojos, que se ponen grises, por eso le llaman ojo perlado. En otros casos afectan los huesos de las patas. Este trastorno alarga una pata, que además se engruesa y se pone más amarilla. Entonces cojean y caminan muy raro. Tampoco se le conoce cura…”. La mejor defensa en la crianza de las gallinas, patos, gansos y chompipes es la prevención y la higiene para evitar la aparición de microbios, virus, y enfermedades que no tienen cura.

Estos son los diez consejos más efectivos para prevenir una peste o epidemia.

Consejo uno:

Los huevos. Descarte los huevos de gallinas enfermas, porque al echarlos a incubar los pollitos pueden traer la infección del microbio.

Consejo dos:

Los gallineros Limpie, barra y después desinfecte los dormideros y gallineros con cal. Para correr piojillos y garrapatas riegue hojas de madero dentro del gallinero.

Una manera de contraer una bacteria es a través de la comida contaminada, también cuando al rascar la tierra o la basura donde hay ñaña con un microbio dañino, la gallina al respirar ese polvo que levantan, ya queda pegada.

Consejo tres:

Los trastes Lave los comederos y los bebederos con agua y jabón, desinféctelos con cloro.

Consejo cuatro:

El medicamento Si la enfermedad tiene cura aparte al ave enferma y dele de tomar pastillas de Sulfatiazol o Sulfametacina. La dosis es una pastilla cada día por cinco días. Al resto de las gallinas póngales una pastilla por cada litro de agua en los bebederos.

Consejo cinco:

El ave enferma Cuando sospeche de una enfermedad muy infecciosa, mejor pásele la cuenta al animal enfermo y quémelo.

Consejo seis:

El ave vieja Descarte las gallinas más viejas por muy buenas ponedoras y sacadoras de pollos que sean.

Consejo siete:

El agua Ponga sólo agua limpia en los bebederos y cámbiela todos los días.

Consejo ocho:

El ave nueva Nunca, pero nunca, consiga gallinas de lugares y casas en donde se sospecha del ataque de enfermedad como la murriña. Consiga gallinas sanas con garantía de estar vacunadas.

Consejo nueve:

El desparasitante Cuando las aves tengan parásitos duros de combatir, como la cisticercosis y la planaria, el medicamento indicado es el Triffen Avícola que contiene fenbendazol. Se le aplican dos cápsulas en aves adultas y una cápsula en pollos por vía oral, una sola dosis, cada tres meses.

Consejo diez:

El plan del año Para estar al día con las diferentes vacunas y desparasitantes, haga un plan de actividades para que no pase nada por alto.

Fuente: Revista enlace

Numero: “No 95”

Enlace: http://revistaenlace.simas.org.ni/articulo/1221