En Brasil, el alza del dólar impulsa los valores de la soja

11/03/2020 En Brasil, el alza del dólar continúa elevando los precios de la soja en el mercado, incitando a que el grano sea más atractivo para los importadores. Sin embargo, los vendedores actúan con cautela basados en la posible reducción en el suministro del complejo soja argentino en el mercado internacional, lo que podría favorecer las ventas brasileñas.

Según los colaboradores del Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada– Esalq /USP,  CEPEA, a pesar de los aumentos, parte de los productores de soja se han focalizado en la cosecha de la oleaginosa, prefiriendo esperar nuevas valoraciones para negociar mayores volúmenes. La cautela de los vendedores está fundamentada en la posible reducción en el suministro del complejo de soja de Argentina en el mercado internacional, lo que puede favorecer las ventas brasileñas. 

Entre el 28 de febrero y el 6 de marzo, los indicadores ESALQ/BM&FBovespa para la soja Paranaguá (PR) y CEPEA/ESALQ Paraná subieron un expresivo 3,2% y 4,1%, con cierres respectivos a R$ 92,80/saco de 60 kg y R$ 86,32/saco de 60kg, el viernes 6 de marzo. Estos son los mayores niveles nominales desde principios de octubre de 2018.– Fuente- CEPEA.

El factor positivo para los precios fue el aumento de los aranceles de exportación (retenciones) sobre la soja en Argentina. Esto podría frenar las ventas externas argentinas de ese producto, ayudando a Estados Unidos y Brasil. Este arancel pasó del 30% al 33% sobre el valor del producto.

Como Argentina es el principal exportador mundial de harina y aceite de soja, el aumento de los impuestos del país puede llevar a los consumidores internacionales a comprar mayores volúmenes de Brasil y Estados Unidos.

En Argentina, se produce este segundo aumento desde diciembre pasado. Para tratar de detener la reacción negativa natural de los productores, la decisión tuvo dos contrapartes: la aplicación de un sistema de compensación para los pequeños productores de soja (que produjeron menos de 1.000 toneladas en la última cosecha) y la reducción del impuesto a la exportación para otros cultivos agrícolas regionales.

  • Aun así, en la práctica, el aumento de estas tasas reduce los incentivos para exportar del complejo soja argentino, lo que puede reducir el área sembrada local en la futura cosecha.

Además, el Centro Internacional de Análisis Económico y Estudios del Mercado Agrícola, CEEMA, y el Departamento de Ciencias Administrativas, Contables, Económicas y de Comunicación DACEC – UNIJUI informa que, debido al clima, la cosecha brasileña comienza a mostrar un retraso, además de caídas importantes en el tercer estado productor, que es Rio Grande do Sul. Esto también dio un poco de apoyo al mercado esta semana.

Sin embargo, no se debe olvidar que, por el momento, la cosecha actual en América del Sur continúa marcando un récord histórico.

  • En Brasil, el tipo de cambio continuó disparándose, con el Real acercándose rápidamente a R$ 4,65 a fines de esta semana. Con esto, más el pequeño aumento en Chicago, los precios subieron.
  • El mostrador gaucho cerró la semana a R$ 80,00/saco (el año pasado, en esta fecha, el saco valía R$ 70,55). Es decir, la soja tiene un valor nominal de casi 10 reales más que el año pasado en este momento.
  • Desafortunadamente, tal recuperación de precios no compensa la baja cosecha que se está obteniendo en una gran parte del Estado (hasta la fecha, la cosecha promedio está entre 15 y 30 sacos por hectárea, y la proyección general realizada por Emater es de una caída de 16,2%: este porcentaje debería ser mucho mayor ya que la sequía persiste).
  • Los lotes, en el mercado de Rio Grande do Sul, cerraron la semana a R$ 89,00 /saco. En los otros mercados nacionales, los lotes oscilaron entre R$ 77,00/saco en Nortão do Mato Grosso y R$ 89,50 en Campos Novos (SC), pasando por R$ 86,50 en el centro y norte de Paraná; R$ 77,00 en São Gabriel (MS); R$ 78,50 en Goiatuba (GO); R$ 79,50 en Pedro Afonso (TO); y R$ 81,50/saco en Uruçuí (PI).
  • También vale la pena señalar que los lotes mejoraron ligeramente, con valores que oscilan entre US$ 0,26 y US$ 0,50/bushel a fines de la semana pasada.

En vista de los precios actuales, las ventas han aumentado, sin embargo, los compradores se han retirado, con la esperanza de que tales aumentos sean fugaces y que el mercado se estabilice en niveles más aceptables para sus intereses.

Finalmente, la recogida de la nueva cosecha de soja alcanzó, hasta el 28 de febrero, un total del 40% de la superficie sembrada, frente al 45% al mismo lapso del año pasado y el 36% en relación con el promedio histórico. Por estado productor, la cosecha presentó 2% en Rio Grande do Sul; 45% en Paraná; 80% en Mato Grosso; 47% en Mato Grosso do Sul; 35% en Goiás; 22% en São Paulo; 21% en Minas Gerais; 11% en Bahía; 30% en Maranhão y Tocantins; 2% en Piauí; y 9% en todos los demás estados productores 

Fuente: Safras & Mercado.
Fuente: https://nutricionanimal.info/