Don Pollo aprovecha agua de lluvia y utiliza energía verde

02/11/20 Esta firma avícola colombiana viene instalando reservorios en sus granjas, con los cuales recoge hasta 11 millones de litros en cada aguacero.

Colombia es uno de los países con mayor riqueza hídrica en el mundo, buena parte de lo cual se debe a que goza de un régimen de lluvias constante y generoso en casi todo su territorio, incluyendo la montañosa zona andina central, donde se encuentra el departamento del Quindío.

Allí, la principal empresa avícola quindiana, Don Pollo SAS, decidió aprovechar este recurso gratuito con el fin de abastecerse del agua necesaria para mantener hidratadas a sus aves levantadas en 28 granjas, entre propias e integradas. Para lograrlo, construyeron reservorios cubiertos a los que se canaliza el agua lluvia y que pueden albergar hasta 11 millones de litros.

“Se llenan fácilmente en cada aguacero y de ahí damos de beber a las aves durante un par de semanas por cada carga. El agua permanece cubierta, con los alrededores cercados y enmallados para evitar que personas o animales puedan contaminarla. Igual la sometemos a un proceso de potabilización antes de pasarla a los galpones”, explicó a Industria Avícola el ingeniero Mario Raigosa, subdirector ambiental de Don Pollo.

Luego de recuperar el agua de lluvia con este sistema, Don Pollo también potabiliza el agua antes de utilizarla en sus galpones. (Cortesía de Don Pollo)

El funcionario comentó que con esta solución “se evita utilizar recursos hídricos de las comunidades rurales vecinas, les aliviamos presión a esos acueductos veredales que se deben enfocar en atender a las familias campesinas en las zonas del Quindío donde operan nuestras granjas. Es una manera más que tenemos de ser buenos vecinos y ambientalmente responsables”.

Adicional a lo anterior, Raigosa destacó también los dos años de exitosa vigencia del convenio que vincula la planta de alimento balanceado (en el municipio de Calarcá), la planta de incubación (en Quimbaya), la planta de beneficio y el centro de abastecimiento nacional (ambas en Armenia) de Don Pollo con el programa Energías Verdes de EPM (prestador del servicio de energía eléctrica).

“Gracias a este convenio logramos el abastecimiento de la energía eléctrica de fuentes 100% renovables, como energía solar, eólica e hidráulica, entre otras catalogadas como energías respetuosas del medio ambiente, pues en su producción no emiten gases efecto invernadero, causantes del cambio climático”, dijo Raigosa, agregando que “nuestro consumo energético es certificado como verde, mediante los Certificados de Energía Renovable Internacionales (I-REC)”.

Este sistema de reutilización de agua de lluvia, la empresa evita utilizar agua de recursos hídricos de las comunidades vecinas. (Cortesía de Don Pollo)

I-REC es una asociación sin ánimo de lucro ubicada en los Países Bajos que proporciona un estándar de seguimiento de atributos de la energía eléctrica de fuentes renovables. Cuenta con el respaldo del protocolo de gases de efecto invernadero (Greenhouse Gas Protocol – GHG) para el alcance 2 (emisiones indirectas por consumo de electricidad), el proyecto de divulgación de carbono (CDP), y la iniciativa RE100 de liderazgo corporativo global de empresas comprometidas con la electricidad 100% renovable.

“Este consumo de energías verdes implicó que, durante el año 2019, los centros de trabajo de Don Pollo dejaron de emitir 987 toneladas de carbono hacia la atmosfera, disminuyendo significativamente el impacto por emisión de gases de efecto invernadero, en otras palabras, es como si la organización hubiese sembrado 52,842 árboles durante este mismo año”.

Fuente: https://www.industriaavicola.net/