Miércoles 21 de Setiembre 2022

Mientras preparaban un pronunciamiento conjunto en contra de la decisión del Banco Central de elevar al 120% la tasa mínima que deben pagar para financiarse los productores agropecuarios que conserven más del 5% del stock de soja, la autoridad monetaria fijó nuevas restricciones para los productores del grano.

“La decisión de impedir que las empresas agropecuarias que vendieron soja no puedan recurrir a los dólares financieros es un parche más que refleja el desconcierto que tiene el Gobierno en materia económica”, aseguró Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de Confederación Rurales Argentinas (CRA).

Para el dirigente cordobés, la última medida del Central muestra la falta de coherencia que hay entre el titular del Banco Central; la secretaría de Agricultura de la Nación, y el Ministerio de Economía. “Pesce, desde el Central dice una cosas; Massa desde el ministerio otra, y luego Bahillo tiene que salir a aclarar las medidas”, graficó Raedemaeker.

Precisamente, el secretario de Agricultura fue quien tuvo que salir a aclarar este martes que que las nuevas restricciones para el acceso al “dólar MEP” o “dólar de contado con liquidación” (CCL) afectará al 40% de quienes han venido liquidando soja.

Marchas y contramarchas

Si bien en un principio la decisión del Banco Central afectaba a todas las personas jurídicas y físicas, un pedido del Gobierno hizo que se dejara afuera de las restricciones a estas últimas para no cambiarles abruptamente las reglas de juego a los productores.

Desde la Federación Agraria Argentina (FAA), su presidente Carlos Achetoni, también salió a criticar la improlijidad del Gobierno y del Banco Central con la nueva medida.

“Tristemente debo decir que no me sorprende la nueva resolución informada ayer por el gobierno sobre el dólar soja. Una vez más se ve la toma de decisiones inconsulta de un Gobierno que solo se mueve por la desesperación de hacerse de dólares, más allá de cualquier otro relato que esbocen”, aseguró Achetoni.

“Como dijimos cuando se informó el dólar soja, en el caso de la medida del Central no creo que impacte en muchos productores federados de manera directa, pero estas marchas y contramarchas y estas políticas erráticas afectan la previsibilidad que necesitamos para trabajar, suben costos y generan más trabas”, admitió el dirigente.

La restricción del Central para acceder con los pesos a los dólares del sistema financiero será a partir del 20 de septiembre. Mientras tanto, productores que habían realizado días antes la operación de compra en el mercado bursátil, y que aún no tenían su confirmación, aguardaban la aprobación de la transacción.

El lunes, los productores comercializaron más de 600.000 toneladas de soja y acumularon así casi 9,5 millones en 11 jornadas de vigencia del “dólar soja”. Se trata del Programa de Incremento Exportador, que fija un tipo de cambio de $ 200 por dólar para las exportaciones de la oleaginosa hasta el 30 de setiembre próximo.

De acuerdo con las cifras de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, este lunes se vendieron 600.607 toneladas de soja, con lo cual desde el lunes 5 totalizan 9.439.702 toneladas.