Desde España anuncian dos novedosos ovoproductos

17/10/2020 Se trata de un procedimiento que reduce el colesterol y la grasa del huevo en cáscara, y de una pomada hecha con yemas que previene el COVID-19.

El estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC, adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación) aprovechó el Día Mundial del Huevo para dar a conocer dos innovaciones que permiten nuevas posibilidades de aprovechamiento de este alimento, las cuales fueron desarrolladas para atender ciertas situaciones asociadas a la salud y la nutrición.

La información fue difundida por diversos medios como el diario AS y el canal televisivo Antena 3. La primera de las innovaciones consiste en “el primer huevo natural con el 70% menos de colesterol y un 45% menos de calorías”, según reportó el mencionado canal.

“Este producto español, llamado Ovoplus, no tiene colorantes, conservantes, ni aditivos, ya que es huevo natural 100%, pasteurizado, Por ello, pierde parte del colesterol y de las calorías gracias al proceso industrial que se ha patentado”, agregó el medio.

Este novedoso proceso de pasteurización fue desarrollado por el grupo empresarial andaluz Álvarez Camacho, con el beneficio adicional de evitar “que los huevos se rompan en su transporte y que sean almacenados de forma más cómoda en el frigorífico. En cuanto a la salud, los huevos pasteurizados de esta manera pueden comerse todos los días por su bajo contenido graso; muy recomendables para los deportistas, ya que sustituye la clara, y también para las personas que están a dieta”.

Estos huevos Ovoplus empezarían a ser comercializados a finales de octubre o comienzos de noviembre, se informó.

Nueva pomada a base de yemas con anticuerpos contra el COVID-19

De otro lado, el CISC informó que “prueba con una pomada, de ingestión oral, a base de yema de huevo con anticuerpos contra la COVID-19 cuando no se lleve la mascarilla”, según el rotativo AS.

Dice el informe que “está todavía en una fase muy temprana, aunque ha superado varios test de eficacia y confirma que los anticuerpos permanecen en la boca durante dos horas. Cuando la gallina es inmunizada, concentra los anticuerpos en la yema del huevo, un alimento que al ser natural se puede administrar por la vía oral porque estos anticuerpos no pasan a la sangre”.

Para mayor detalle, se asegura que “un primer ensayo in vitro demostró la capacidad de bloquear anticuerpos en la unión del virus al receptor humano. Más tarde, otro sobre muestras de saliva tras la ingesta de la pomada corroboró que estos anticuerpos permanecen al menos dos horas en la saliva”.

“De esta forma, al ingerir la pomada, esta dispersa anticuerpos tanto en la cavidad oral como en la faringe y el esófago. Si el virus entra en el organismo, los anticuerpos lo atraparán y rodearán impidiendo la infección. El virus es arrastrado hacia el estómago, donde los jugos gástricos lo destruirán”, explicaron desde el CISC.

Fuente: https://www.industriaavicola.net/