Desarrollan kit de diagnóstico rápido para detectar enfermedad respiratoria en aves

14/07/21 – Un equipo de investigadores peruanos ha desarrollado un kit de diagnóstico rápido para detectar en solo una hora la enfermedad bacteriana Coriza infecciosa aviar que afecta principalmente al sistema respiratorio superior de las aves produciéndole catarro nasal (coriza) e hinchazón.

 

A nivel mundial, es la primera vez que se desarrolla este tipo de tecnología en la industria avícola, específicamente para detección de Coriza infecciosa aviar, explica a la Agencia Andina, Luis Saravia,  líder de la investigación y co-fundador de la BTS Consultores S.A.C, empresa peruana de biotecnología que produce los kits de diagnóstico molecular de covid-19 a bajo costo.

 

 
Síntomas en los pollos
 
“Es como una gripe para las aves. Se les comienza a hinchar los ojos, ya no se alimentan bien, pierden peso y dejan de poner huevos afectando directamente a la producción de la industria avícola. Ello representa pérdidas entre el 10% y 40% de postura comercial ( producción de huevos), ” señala Saravia.
 
Si bien Coriza infecciosa aviar tiene baja mortalidad, se caracteriza por provocar alta morbilidad (es muy contagiosa) y el tratamiento es a base de antibióticos efectivos. 
 
Lo que actualmente se hace para detectar esta enfermedad, explica el investigador, es que el veterinario o el encargado de sanidad en el campo la identifica en base a su experiencia. Sin embargo, podría confundirse con otro tipo virus como el de “la cabeza hinchada”. Además, si se tomara una muestra, el resultado demora unos tres días aproximadamente.
 
Con el fin de reducir el tiempo y los costos, Luis Saravia junto a su equipo de científicos desarrollaron este kit que permitirá la detección y tipificación en campo de la bacteria Avibacterium paragallinarum, que causa Coriza infecciosa aviar en cuestión de minutos.
 
“Una de las principales ventajas del kit es que los resultados salen en una hora aproximadamente, tiempo que ayuda para que se tomen acciones de inmediato, en el mismo lugar. Además, el equipamiento no es costoso, está valorizado en 6,000 soles y es de fácil manipulación,” detalla Saravia.
 
 
¿Cómo se utiliza el kit?
 
Para las aves es muy complicado realizar la prueba, explica el biólogo, por eso lo común es sacrificar a las sospechosas que pueden ser una o dos de un galpón de 10 mil o 20 mil aves.
 
“Se realiza un corte para acceder a los senos paranasales del ave y se hace un raspado (tipo hisopado) y esa muestra pasa al tubo de detección. Son tres procesos: toma de muestra, amplificar y detectar. Finalmente, los resultados se visualizan en una tira. Todo eso toma alrededor de 40 minutos a 1 hora aproximadamente,” detalla.

 
Validación del kit de diagnóstico
 
Por motivos técnicos y de la pandemia, este proyecto -que inició en abril del 2018 y contó con el cofinanciamiento de 150 mil soles de ProInnóvate, a través del Concurso de Proyectos de Innovación Menor para Microempresas – PIMEN- no ha podido ser validado en el campo con aves infectadas. A la fecha, solo se realizó la validación in vitro con resultados favorables.
 
“Hemos trabajado con bacterias, cepas de referencia traídas desde México. Para ello hemos trabajado en conjunto con investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México,” sostiene Saravia.
 
Precisamente este proyecto se desarrolló en colaboración con el CITBM Centro de Investigaciones Tecnológicas, Biomédicas y Medioambientales, y el Centro de Investigación y Estudios Avanzados en Salud Animal (CIESA) de la Universidad Autónoma del Estado de México.
 
La siguiente fase será buscar aliados para realizar la validación en campo, con aves infectadas y ver en condiciones reales su funcionamiento para posteriormente hacer el escalamiento del kit.
 
Al ser una tecnología novedosa, incluso a nivel mundial, este proyecto podría ser patentado, refiere Saravia, porque cumple con tres requisitos principales: novedad, nivel inventivo y tiene aplicación industrial.
 
“Este tipo de proyectos da pie a seguir desarrollando otras investigaciones similares que se pueden replicar para otros sectores como ganaderos o porcicultura afectados por virus y bacterias que deben ser detectadas a tiempo,” finaliza el investigador peruano. 
 
 

Más en Andina:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *