Cusco innova con más de 60 proyectos en acuicultura ejecutados en diez provincias

17/05/21 – Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura cofinancia proyectos con S/ 8.3 millones

El departamento de Cusco ha demostrado tener potencial acuícola. Así lo demuestran los 65 proyectos presentados a los concursos convocados por el Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura (PNIPA) que se vienen cofinanciando con una inversión aproximada de 8.3 millones de soles en diez provincias de la región.

 
Los proyectos promueven la investigación y asistencia técnica en las cadenas de valor de la trucha, principalmente, así como también de otras especies como el paco y la gamitana. 
 
Para monitorear el avance de algunos de estos proyectos, el director ejecutivo del PNIPA, David Ramos, y el director de Operaciones, Hernán Tello, visitaron seis iniciativas en las provincias de Canas y Quispicanchis para constatar su avance.
 
Ambos funcionarios se reunieron con representantes de más de doce instituciones y organizaciones de la región como asociaciones de criadores de truchas y empresas acuícolas que cuentan con el apoyo de institutos tecnológicos y universidades como la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco, para la realización de los proyectos. 
 
Logros
 
Gracias a la contrapartida y asistencia técnica del PNIPA, estos proyectos que benefician a más de 90 productores y comuneros cusqueños vienen logrando mejoras en temas como el manejo sanitario de la trucha, calidad del agua, uso de energías renovables en la actividad acuícola, buenas prácticas, capacitación y certificaciones para sus actividades. 
 
También han podido mejorar sus centros de incubación y estanques, adquirir equipamiento, semillas mejoradas y tener más acceso a tecnología gracias al PNIPA y al Ministerio de la Producción. 
 
Proyectos visitados
 
Uno de estos proyectos se denomina “Mejores capacidades en el manejo sanitario de la producción de truchas”, de la Asociación de Criadores y productores pecuarios y alpaqueros de Chinchaycocha, que se desarrolla junto con el Instituto Superior Tecnológico Público Sangarará. 
 
 
Hasta el momento han logrado mejorar su centro de incubación de ovas y producción de alevines de trucha, sus estanques de precría y engorde, así como el equipamiento de su planta para fortalecer el manejo sanitario de las truchas en la asociación. 
 
Ramos y Tello visitaron también el proyecto denominado “Implementación de tecnologías eficientes para mejorar buenas prácticas acuícolas y el manejo sanitario de truchas”, ejecutado por la Asociación de productores pecuarios de Yuraccancha en Layo, provincia de Canas.
 
La mencionada asociación, con el apoyo de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco, viene reportando mejoras en la reducción de la tasa de mortalidad de ovas a 10%. Esto se debe a que gracias al PNIPA lograron adquirir 200 millares de ovas embrionadas de origen americano y un alimento de mejor calidad para ovas y alevines.
 
El tercer proyecto visitado fue el denominado “Transferencia de tecnologías para la generación de valor agregado como trucha ahumada y articulación al mercado en el distrito de Langui”, que posee una de las lagunas más bellas y estratégicamente ubicadas de Cusco. 
 
Este proyecto es desarrollado por la Asociación de Productores de Truchas Ecológicas de Langui y ha logrado equipar con mesas de acero inoxidable, empacadora al vacío y ahumador artesanal y biodigestor, su centro de procesamiento de trucha ahumada. Asimismo, se realiza un estudio de nicho de mercado para su producto ahumado con apoyo del PNIPA. 
 
La calidad del agua para uso acuícola también es un tema que preocupa mucho en la región. Por eso, el proyecto “Mejoramiento de buenas prácticas acuícolas para el manejo de la calidad del agua mediante el uso de un sistema de oxigenadores con energía fotovoltaica para la crianza intensiva de tuchas”, a cargo de la empresa pesquera Langui Trout Perú SRL, apostó por la instalación de un sistema de oxigenadores con energía fotovoltaica en sus jaulas flotantes en la laguna Langui, que les permite un mejor control de la producción de truchas con agua de mejor calidad.  
 
Otro tema que despertó interés entre las asociaciones de productores de trucha en Cusipata, por ejemplo, fue el de la obtención de certificaciones sanitarias para la actividad acuícola. Así lo evidencia el proyecto “Implementación de un centro de producción de alevines provenientes de ovas triploides con procesos para obtener la certificación sanitaria”, realizado por la organización Solidaridad y Desarrollo, con la Asociación de Criadores de Truchas y productores pecuarios y alpaqueros de Chinchaycocha.
 
Luego de adecuar su sala de incubación con la modificación del sistema de desagüe y la red de distribución de agua, se obtuvieron certificaciones ambientales otorgadas por la Dirección Regional de Producción e inició sus trámites para la obtención de registro sanitario con apoyo del PNIPA. 
 
Finalmente, se visitó el proyecto “Mejoramiento de infraestructura para un buen control sanitario en el cultivo de truchas en jaulas flotantes de la empresa San Andrés Acuícola EIRL en Langui”, que con el apoyo del Instituto Superior Tecnológico Vilcanota, busca mejorar el control de los parámetros productivos, tallas de crecimiento y el manejo de protocolos de seguridad de la empresa.