COVID-19: Amenazas y oportunidades para la avicultura

26/06/2020 Menores ingresos de la población y una mayor importancia en la higiene podrían afectar al sector avícola, pero hay oportunidades que se pueden aprovechar aún en pandemia.

La pandemia de COVID-19 y las medidas sanitarias y de distanciamiento social han traído consigo una serie de amenazas para la industria avícola que van desde la posibilidad de una merma en el consumo por una baja en los ingresos de la población hasta la caída en precios y la sobreproducción.

Sin embargo, estas circunstancias también podrían redundar en nuevas oportunidades para el sector, como la participación en el comercio online o el impulso de una mejor reputación en el consumo de pollo y huevo.

Así lo explicó el presidente de Arellano Consultoría, Rolando Arellano, durante su conferencia “¿Cómo cambiará el consumo luego de la gran crisis? Desafíos y oportunidades para el sector avícola peruano”, presentada durante el webinar Construyendo el nuevo futuro, en conmemoración del 82 aniversario de la Asociación Peruana de Avicultura (APA).

Amenazas que trae la pandemia

Arellano explicó que la pandemia ha traído consigo una serie de amenazas a la producción avícola que deben ser conocidas por los avicultores para evitar que empeoren. Entre estas amenazas, destacó:

  1. Un menor ingreso en la población a raíz de la pérdida de empleos, la reducción de las jornadas laborales y las medidas de distanciamiento social.
  2. Una mayor importancia de la higiene, lo que en sectores productivos como el de Perú podría significar la pérdida de la confianza del consumidor por los problemas que se enfrentan en el transporte y almacenaje en frío de los productos avícolas.
  3. La sobreproducción y sobreoferta de productos avícolas, que afectarían los precios y ganancias de los productores.
  4. La posibilidad de sustitutos a productos avícolas, como ha ocurrido en mercados como Estados Unidos, donde el consumo de pollo y huevo libres de jaula, así como de origen vegetal, está en aumento.
  5. La posibilidad de problemas con insumos importados. En el caso de Perú, problemas asociados a la importación de maíz, fundamental en la producción avícola, y el transporte de otros insumos.
  6. La disminución del sector horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), que tardará en recuperarse mientras continúen las medidas de distanciamiento por la pandemia.

Cuáles son las oportunidades pos-COVID-19

Pese a estos aspectos negativos, Arellano resaltó que la pandemia también podría representar oportunidades para la industria avícola, con posibilidades de la construcción de un sector más fortalecido. Entre las oportunidades, destacó:

  1. Desarrollar el concepto de que los productos avícolas son saludables, incluso para aquellos que están enfermos, y balancear eso con el concepto de la higiene en el manejo.
  2. Aprovechar esas ganas de la población de volver a los restaurantes y las campañas publicitarias de consumo de pollo. En el caso de Perú, impulsar el consumo de pollo a la brasa, un plato típico nacional con buena reputación entre los peruanos.
  3. Impulsar la solidaridad empresarial, pues esto hace que los consumidores recuerden que las empresas están con ellos también en momentos negativos. En Perú, Arellano sostuvo que las empresas han donado más de PEN500 millones (US$142 millones) en ayudas humanitarias. Entre las avícolas que han realizado donaciones están Avinka y San Fernando.
  4. Recordar a los consumidores que los productos avícolas, además de saludables, son ricos y económicos. Esto podría redundar en países como Perú en el retorno de las polladas (preparación de pollo asado para la recaudación de fondos).
  5. Aprovechar el sobre stock para ofertas del 2×1. “El 2×1 significa igual ingreso y mayor consumo, incluso el costo de ese segundo (pollo) es costo, pero es recibido en términos de la gente como precio”, explicó Arellano.
  6. Promover un alza en el consumo nacional de pollo y huevo.
  7. Desarrollar el “e-commerce” o comercio por internet y aplicaciones, lo que podría ser una oportunidad para las empresas avícolas llegar directamente al consumidor final.

Fuente: https://www.industriaavicola.net/