Conave promueve granjas con buenas prácticas avícolas

11/11/20 El gremio de avicultores de Ecuador hace parte de una estrategia interinstitucional que busca actualizar, georreferenciar y certificar las mejores granjas avícolas.

Del proyecto de modelación y zonificación del sector avícola ecuatoriano hacen parte la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la gubernamental Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario del Ecuador (Agrocalidad).

Según la gremial avícola, Ecuador tiene debilidades en la normativa sanitaria de producción agropecuaria; en lo referente al sector avícola se identifican cinco de ellas.

Debilidades del sector avícola ecuatoriano

La primera debilidad del sector es que la nueva Ley Orgánica de Sanidad y su reglamento, que no establecen distancias técnicas para la instalación y funcionamiento de granjas avícolas.

De igual manera, no se cuenta con información actualizada del sector avícola; tampoco existe un sistema de estratificación que permita regular a algunos productores.

“Existen zonas de alta concentración de productores avícolas y de traspatio sin un distanciamiento reglamentado y donde se incumplen las buenas prácticas avícolas. Además, falta capacitación en temas avícolas con lo que se incrementa el riesgo de propagación de enfermedades”, según Conave.

Precisamente para ayudar a superar estas debilidades, parte del proyecto mencionado es la implementación de buenas prácticas avícolas, las cuales hacen parte de las buenas prácticas agropecuarias.

“Se refieren a normas y medidas aplicables a los procesos de crianza de aves que garantizan productos inocuos para el consumo; así como del manejo correcto y el control de granjas, sanidad y bienestar animal, entre otros”, indicó Conave.

El proyecto contempla trabajar a partir de zonas piloto, con el desarrollo de herramientas digitales y estudios que permitan mejorar los servicios de Agrocalidad, facilitar la toma de decisiones del sector público y privado, generar capacidad de reacción ante posible brote de enfermedades, y construir una base de datos nacional con información de primera mano del sector avícola.

Las zonas piloto a intervenir en esta primera etapa cuentan con características diferentes, no solo por clima y altitud, sino por la densidad de productores en ellas. El proyecto inició en la parroquia Isidro Ayora en Guayas y el noroccidente de Pichincha, donde se produce pollo de engorde, y en Puéllaro, donde se produce huevo de mesa.

“El proyecto contempla una segunda fase en la que se llegará a otras zonas del país y con esto contar con un censo georreferenciado que permita la toma de decisiones adecuadas”, expresó el boletín oficial de Conave.

Fuente: https://www.industriaavicola.net/