Viernes 23 de Setiembre 2022

SOJA

Noviembre US$ 11,49 / Enero US$ 11,57

Como anexo de una mala jornada para los principales indicadores bursátiles globales por el renovado temor de los inversores a una recesión en la economía, producto de la suba de tasas que están haciendo en modo sincronizado las «reservas federales», los precios de la soja cerraron en baja la rueda y la semana en Chicago, con los fondos liquidando contratos y retirando ganancias.

Las pérdidas, que también comprendieron al aceite (la posición diciembre bajó US$ 61,29 y terminó la jornada con un ajuste de US$ 1403,88 por tonelada) y a la harina (diciembre resignó US$ 6,17 y quedó en US$ 466,60), contaron con el estímulo del avance de la cosecha estadounidense; de una fuerte caída del valor del petróleo –antes del cierre ronda el 6% y se cotiza a 76,64 dólares por barril–; del tiempo húmedo en zonas agrícolas de Brasil, que favorecerá la siembra de soja 2022/2023 que recién se está iniciando; de la calma que sigue mostrando la demanda china; de las abundantes ventas en la Argentina, que comienzan a traducirse en exportaciones más ágiles desde el complejo sojero, y de la fuerte apreciación del dólar –en el caso particular de la soja importa la relación con el real–, que afecta la competitividad de las exportaciones estadounidenses.

 

MAÍZ

Diciembre US$ 4,53 / Marzo US$ 4,53

Con el mismo panorama descripto en el espacio de la soja, los precios del maíz cerraron en baja en Chicago y atravesaron la semana casi sin variantes. Hoy los fondos de inversión optaron por liquidar contratos y retirar ganancias. 

Los pronósticos extendidos de 6 a 14 días auguran lluvias por debajo de las marcas normales sobre buena parte de las zonas productoras estadounidenses, lo que debería favorecer un rápido avance de la cosecha de granos gruesos.

La caída del petróleo y la firmeza del dólar fueron factores negativos para el valor del maíz en Chicago, lo primero, por la relación con el etanol, y lo segundo, porque le resta competitividad a las exportaciones estadounidenses, en medio de una campaña donde las ventas externas de Brasil evolucionan en modo muy agresivo.

Pese a todo esto, hay otros factores con potencial alcista, como la inestabilidad en la zona del Mar Negro, que mantiene latente el interrogante sobre la provisión de granos desde la región, y la caída de la producción de maíz en la Unión Europea.

Al respecto, FranceAgriMer relevó hoy el avance de la recolección de maíz francés sobre el 26% del área apta, frente al 14% de la semana anterior y al 1% de igual momento de 2021. La proporción de cultivos en estado bueno/muy bueno fue sostenida en el 43%, lejos del 89% vigente un año atrás. Recientemente, el Ministerio de Agricultura de Francia señaló que la cosecha del cereal en el principal país productor de granos de la UE caería a su nivel más bajo desde 1990.

 

TRIGO

Chicago Diciembre US$ 11,11 / Marzo US$ 10,38

Kansas Diciembre US$ 10,65 / Marzo US$ 10,38

Luego de tres ruedas alcistas seguidas, el mercado de trigo también padeció la toma de ganancias de los inversores y cerró con bajas en Chicago y en Kansas donde, sin embargo, el balance semanal resultó positivo. La acentuada apreciación del dólar y la depreciación del euro resultan particularmente perniciosas para el trigo de los Estados Unidos, que debe competir con valores encarecidos contra la oferta de la Unión Europea.

De igual modo, los 100 millones de toneladas que está terminando de recolectar Rusia cobraron especial notoriedad en un día como este, donde los inversores necesitan razones para justificar movimientos que, en rigor, están marcados más por razones financieras globales que por el tránsito de las máquinas por los campos rusos.

La continuidad de las hostilidades en la zona del Mar Negro, con nuevos ataques rusos en inmediaciones del puerto de Odesa, y las dudas que se ciernen sobre la fluidez del comercio agrícola de la región se mantiene como factores alcistas latentes.