Brasil: soja precoz afectada por adversidades climáticas

Fecha: 27/03/2019 Según una consultora, la preocupación por el suelo, nuevas variedades de soja y la mayor utilización de tecnología impidieron un retroceso de la cosecha.

La cosecha de soja de Brasil se quedará por debajo de lo esperado, pero según una consultora, la caída no será ninguna catástrofe. En el Rally de Safra -una expedición anual que evalúa las condiciones de la cosecha en el país- se pudo saber que el problema encontrado en la región es similar al de las demás regiones: la soja precoz.

Para reducir costos y tener tiempo hábil para la siembra de la safra de maíz y del algodón, que viene como consecuencia de la soja, los productores están utilizando cada vez más variedades de ciclo más corto. En un período como el de 2018, cuando las condiciones climáticas iniciales fueron favorables, pero se complicaron a finales de año, la soja precoz es más afectada que la tardía.

La soja precoz tiene un ciclo de producción de hasta 100 días; la soja de ciclo medio, de hasta 120; la de ciclo tardío, de hasta 140 días. La plantación de soja precoz trae imprevisibilidad al sector, en condiciones climáticas adversas, no tiene tiempo para reaccionar y termina siendo más afectada que la tardía.

André Debastiani, quien realizó la evaluación, afirma que la quiebra de la cosecha de la oleaginosa sería aún mayor si los productores no vinieran desde hace algunos años cuidando el suelo. La preocupación por el suelo, nuevas variedades de soja y la mayor utilización de tecnología en el campo impidieron un retroceso mayor de la cosecha de este año.

En Bahía, uno de los estados recorridos por el Rally de la Safra, la producción de soja fue récord el año pasado, alcanzando 66 sacos por hectárea.

Los productores invirtieron aún más en esta cosecha de 2018/19, esperando un resultado aún mejor, que no ocurrió -y la productividad de este año deberá estar cerca de 56 sacos por hectárea.

«Se quedó por debajo de la expectativa de los productores, pero aún será la segunda o la tercera mayor cosecha de la historia del estado», dice Debastiani.

Fuente: BrasilAgro