Aumento del pago de leche permitiría una mayor producción láctea

12/04/22 – Convergencia. El uso de leche fresca será obligatorio para la elaboración de la evaporada. Ejecutivo, industria y productores tienen la tarea de sacar adelante al sector ganadero.

El último jueves, el Gobierno oficializó el decreto supremo que autoriza el uso exclusivo de leche fresca para elaborar leche evaporada, modificando así el reglamento lácteo que regía desde 2017.

La norma busca fomentar el incremento de la productividad del lácteo y la mejora de la calidad microbiológica del mismo.

Mayor producción

De acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), el Perú produce 5 millones de litros diarios.

Gianni Simoni, presidente del Consejo Regional de la leche de Arequipa, asegura que el 70% de los establos en el Perú producen entre 10 y 20 litros de leche, mientras que solo un 30% produce 40 litros, por lo que la media de la productividad sería de 15 litros. Si tomamos estos números en un simple ejercicio matemático, obtendremos que la leche diaria que se obtiene a nivel nacional proviene de cerca de 333,333 vacas.

El dirigente enfatizó que solo 2,5 millones de litros son acopiados por la industria. La otra mitad tiene como destino la producción artesanal, donde el 90% termina en las queserías.

El Comité de Lácteos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) aseguró, en una carta enviada al presidente Pedro Castillo el último 6 de abril, que la producción de leche cruda nacional “satisface apenas el 71% de los requerimientos de la industria”.

 

No obstante, Simoni aclaró que los productores sí están en la capacidad de abastecer la demanda de las empresas lecheras; sin embargo, esta tendrá que sujetarse a un “pago debido” a los ganaderos, en línea con los precios internacionales, lo cual se lograría con la nueva norma.

Para ejemplificar mejor, hace una semana la soja, insumo base del alimento de las vacas, costaba S/ 234; sin embargo, ahora tiene un valor de S/ 254, es decir, se incrementó en 7,9%.

Producto de esta alza, los establos de la zona costera se han visto obligados a disminuir hasta en 4 kilos la cantidad de concentrado que consume cada vaca.

Es importante precisar que un kilo de concentrado proporciona 2,5 litros de leche en promedio.

“Con todo eso tenemos para cubrir la oferta nacional. Allí tiene que intervenir el precio de compra de la leche, el cual se tiene que acomodar al nivel de inflación pecuaria”, comentó Simoni.

La República buscó una entrevista con representantes de la SNI, pero nos aplazaron sus declaraciones para hoy.

Según Simoni, los productores de leche sí están capacitados de abastecer la demanda de las empresas lecheras; pero con un “pago debido”. Foto: difusión

Calidad microbiológica

El reglamento también aprobó la suspensión —hasta el 31 diciembre del 2026— de las exigencias de las especificaciones microbiológicas, siendo una de las razones por las que algunas empresas no han acopiado la leche a los productores.

Simoni expresó que la calidad se rige a la inocuidad que parte desde las unidades formadoras de colonias. A ello se suma la mayor cantidad nutricional de proteína como resultado de la mayor cantidad de fibra que consume la vaca.

“Por eso, hay quesos de Chuquibamba (Cusco) que se exportan a Brasil; entonces, no se puede hablar de que no tiene calidad”, expresó.

Carlos Lozada, director general de Desarrollo Ganadero del Midagri, precisó que para lograr el objetivo “se necesitará de capacitación, asistencia técnica, apoyo para la mejora del equipamiento de las unidades productoras de leche y desarrollar incentivos económicos”.

 

Los retos aún pendientes para el Midagri

De acuerdo con Lozada, el potencial de la ganadería nacional está en la sierra y con base en los pastos para no depender de los granos que “cada vez se van a hacer más caros y costosos”.

Jorge Vargas, profesor de la universidad Agraria, comentó que el mercado lechero se ha concentrado en Lima.

“Lo que se requiere en otras zonas de potencial ganadero es implementar centros de acopio de leche. Lima es el principal mercado”, añade el catedrático.

La palabra

Carlos Lozada, director de Ganadería del Midagri

“Hay una serie de tareas que debemos emprender juntos (industria, ganaderos y Estado) para adecuarnos y alcanzar la meta de mejorar la calidad microbiológica de la leche cruda”.

Fuente: www.larepublica.pe