Análisis de plumas en crecimiento ayudaría con tratamientos avícolas

11/11/20 Una nueva tecnología reemplaza los tubos de ensayo por las plumas para medir la respuesta inmune de las aves de corral a los materiales de prueba.

Una plataforma novedosa para perfilar las respuestas celulares de base inmunitaria y de tejidos utiliza las plumas en crecimiento para analizar y medir la eficacia de posibles estrategias de salud avícola.

“Las enfermedades infecciosas representan alrededor de un tercio de los problemas que enfrenta la industria avícola. Se carece de conocimiento fundamental sobre los eventos que conducen a una respuesta inmune efectiva y al desarrollo de la memoria en las aves de corral”, dijo Gage Greening, director de Tecnología de Nanomatronix LLC, durante la Virtual Poultry Tech Summit 2020.

La tecnología “es una nueva prueba cutánea in vivo que utiliza la pluma en crecimiento como plataforma para analizar la respuesta de los tejidos y las células a los materiales de prueba”, explicó.

Las pruebas actuales se centran en medir anticuerpos para adquirir información sobre el sistema inmunológico. Sin embargo, los anticuerpos no proporcionan datos sobre la inmunidad mediada por células (células T), que es importante para la función de las células B y la producción de anticuerpos.

Cómo funciona

Este enfoque “implica la inyección interdérmica de materiales de prueba en las plumas en crecimiento de un pollo” y “abordará la falta de metodología para analizar el curso temporal completo de la respuesta inmune celular y tisular innata y adaptada desde el inicio hasta la resolución en un solo individuo después de la inyección de materiales de prueba”, dijo Greening.

En las aves, la parte viva de una pluma es una columna de piel de unos 10 mm de altura y 2-3 mm de diámetro. Consiste en una dermis interna envuelta por una capa epidérmica y una funda de tejido conectivo. El suministro vascular atraviesa la dermis, lo que permite la recolección de factores solubles y leucocitos de la circulación.

“La principal innovación es el uso de la pluma de ave en crecimiento”, dijo Greening.

“Cada pulpa de pluma en crecimiento constituye una capa distinta de tejido y, por lo tanto, puede considerarse un tubo de ensayo in vivo. En otras palabras, no hay reactividad cruzada entre las plumas vecinas”, añadió.

La técnica se puede utilizar para múltiples aplicaciones, incluido el desarrollo de vacunas, operaciones de vacunas e inmunomoduladores dietéticos. Se pueden probar hasta 24 plumas en crecimiento en un solo animal a la vez.

Por ejemplo, cuando se utiliza para probar una nueva vacuna, los investigadores inyectan el material de prueba directamente en las plumas en crecimiento de las aves vacunadas. Estas plumas se pueden arrancar y analizar en distintos momentos para medir la eficacia del nuevo tratamiento contra el material.

Los materiales inyectados pueden incluir patógenos virales y bacterianos, antígenos de vacunas, adyuvantes, nanomateriales, productos químicos, entre otros.

Fuente: https://www.industriaavicola.net/