Absorción de saco vitelino

14/02/22 – El siguiente artículo trata un tema relevante en el proceso de incubación, en concreto sobre la absorción de yema y va dirigido al personal que trabaja en el área de engorde.

En mi experiencia profesional me desempeñé primero en engorde de pollos y luego pasé al prestigioso arte de la incubación, es por esto que recapitule la información básica sobre la absorción de yema para que sea un punto de análisis y referencia en el campo cuando se reciba pollito de 1 día de la incubadora.

Resalto que la incubación es un arte y depende de la habilidad del artesano darle el punto óptimo de terminación al producto, en nuestro caso al pollito.

En la industria de producción avícola cada etapa o proceso está muy correlacionada entre sí, reproductoras, incubación, engorde y procesamiento, una puede impactar positiva o negativamente a la otra.

En el caso puntual de absorción de yema, la calidad de cáscara que produce un lote de reproductora va a afectar su conductancia poniendo en riesgo la oxigenación del embrión (Wineland, 2015), éste a su vez limitará el consumo de yema y el pollito que nazca irá a campo inapetente y tendrá un crecimiento inicial retardado reduciendo su potencial de crecimiento de pechuga (Van der Wagt et al, 2020).

Es por esto que el tema de absorción de saco vitelino debe analizarse profundamente porque además de los factores biológicos antes mencionados, también pueden entrar en juego factores mecánicos referentes a las máquinas incubadoras y sus manejos, es decir, existen situaciones multifactoriales que pueden darnos remanentes de vitelo desde un 6% hasta un 20% y muy comúnmente nos referimos a estas variables con promedios simples y es un error grande al momento de analizar datos.

La varianza estadística es el factor determinante para poder estar tranquilos con un 10% de absorción de yema siempre y cuando tengamos coeficientes de variación bajos.

Para mi concepto, la absorción de yema es uno de los factores críticos para analizar y tener siempre controlado en el proceso de incubación debido a sus repercusiones en el pollito al llegar a las granjas.

  • Un pollito con una absorción adecuada, con un remanente de 10% de yema tendrá el suficiente vigor para buscar agua y alimento al llegar a campo, tendrá los anticuerpos necesarios para afrontar las nuevas condiciones sanitarias de las granjas y no tendrá que perder reservas musculares en su fase embrionaria para compensar su desarrollo al utilizar glicógeno muscular como fuente de energía.

PESO DEL HUEVO VS PESO POLLITO DE UN DÍA

Tenemos muy claro que el peso del pollito de 1 día de edad es influenciado por el peso del huevo y si el lote de huevos es uniforme tomamos como una certeza que el lote de pollito también lo será.

  • Si tenemos un huevo de 50 gr nos dará con buenos manejos en la incubación un pollito de 34 gr, en este caso podríamos tener un pollito de 34 gr con 3.4 gr de saco residual y otro pollito también de 34 gr con 5.1 gr de saco residual.

Ese diferencial en la absorción de saco residual se da por deficiencias en el proceso de incubación que más adelante analizaremos y es aquí donde se empieza a desuniformizar un lote de pollos de engorde.

El peso del pollito libre de yema, es el indicador más real de la efectividad en el proceso de incubación, una yema mejor absorbida indica que el embrión recibe los nutrientes necesarios para su formación y crecimiento, que cuenta con un número apto de fibras musculares y reservas de anticuerpos aceptables.

FACTORES QUE PUEDEN LIMITAR LA CORRECTA ABSORCIÓN DE YEMA:

Entonces podemos dividir en dos áreas los factores que pueden limitar la correcta absorción de yema:

  • Procesos fisiológicos de la incubación que tienen que ver con la calidad de cáscara, pérdidas de humedad, temperaturas de cascarón y rendimiento de pollito.
  • Procesos mecánicos de la incubación donde interfieren los estados de las máquinas incubadoras y nacedoras que pueden afectar el correcto desarrollo embrionario como son la ventilación, volteo y presión interna de la máquina.
Absorción

CALIDAD DE LA CÁSCARA Y CONDUCTANCIA

La calidad de la cáscara que se produzca será fundamental para un correcto intercambio de gases durante la incubación, a esto nos referimos como la conductancia del cascarón.

El huevo absorbe oxígeno y libera CO2 y agua, la cantidad y tamaño de los poros de la cáscara van a limitar su conductancia y esto podría traer consecuencias negativas en los huevos de reproductoras mayores de 50 semanas donde el embrión que genera más calor metabólico va a requerir más oxigenación y por su limitante de conductancia podría sufrir de hipoxia retrasando la absorción de yema (Van der Wagt 2020).

La conductancia se encuentra relacionada con la cantidad de poros (aproximadamente 8,000 por huevo) de cada huevo, el ancho de éstos y el grosor de la cáscara. Esta conductancia aumenta en huevos de mayor tamaño, a mayor número de poros mayor conductancia y a mayor grosor de cáscara menor conductancia (Juárez 2018).

Absorción

Cuadro 1. Impacto de la edad de la reproductora en la calidad de la cáscara y su repercusión en la absorción de yema.

El proceso de pérdida de humedad llevado a cabo por evaporación de agua del huevo necesario para la formación de la cámara de aire, también depende en una gran parte de la conductancia de la cáscara, como menciona Juárez 2018.

Un huevo grande, con mayor número de poros transmitirá más agua al ambiente dentro de la incubadora, por esto un factor clave para regular esta pérdida de humedad es controlar la humedad relativa dentro de la máquina (ver cuadro 1).

En este caso los lotes mayores de 50 semanas se vieron afectados por alta conductancia de la cáscara y por ser incubados a una mayor altura sobre el nivel del mar lo que limita la disponibilidad de oxígeno al embrión.

TEMPERATURA DE LA CÁSCARA

Continuando con los aspectos fisiológicos de la incubación está tal vez el más importante en cuanto a limitación de absorción de yema se refiere, la temperatura del cascarón.

  • Importante destacar que la temperatura de la cáscara es el indicador más directo de la temperatura del embrión y va a depender de la temperatura del aire dentro de la incubadora y de la velocidad con la que pase a través de la masa de huevos.
  • El incremento de la temperatura embrionaria hace que se cierre el conducto que comunica el saco vitelino con el intestino por lo que esos nutrientes quedarán en el saco y no serán aprovechados por el embrión (ver Cuadro 2).
  • Esto ocasiona pollitos con peso libre de yema muy bajos (Ipek et al, 2014) y (Maatjens, 2014) que tendrán poco desarrollo inicial en granjas.
  • Green 2015 recomienda un programa de pasos en la nacedora para dar confort térmico al embrión, etapa crucial para consolidar la máxima absorción de yema y lograr una transición eficiente hacia la respiración pulmonar.
 

Absorción

Cuadro 2. Porcentaje de absorción de yema de acuerdo con la temperatura promedio de cascarón del día 10 al 18 día de incubación.

Muy importante mencionar también el control de temperatura en la nacedora del día 19 al 21, ya que se puede provocar aumento de la mortalidad embrionaria tardía y limitar la involución del saco en la cavidad abdominal del pollito provocando descartes por ombligo mal cicatrizado.

En este caso el famoso botón negro el cual es un remanente de la porción del saco que no logró ingresar al abdomen (ver imagen 1).

Absorción

Imagen 1. Pollito con mala cicatrización de ombligo por sobrecalentamiento en la nacedora.

CALIDAD DE LA CÁSCARA DEL HUEVO INCUBABLE

Como hemos visto entonces, la calidad de la cáscara del huevo Incubable que se puede ver afectada por la nutrición, sanidad, manejo y ambiente del lote de reproductoras afecta directamente la incubabilidad del huevo impactando en el correcto desarrollo embrionario.

  • Desearemos tener un pollito de 1 día de edad con el mayor peso libre de yema posible y un rendimiento al nacimiento de 68.5% respecto a su peso en el huevo.
  • Con esto, conseguimos que llegue a las granjas de engorde directamente a tomar agua e ingerir alimento para estimular la peristalsis intestinal y terminar de absorber el 10% ideal que quedó de yema en su cavidad abdominal hasta quedar en el remate de un pequeño y minúsculo vestigio.

CONTROL EN LAS SALAS DE INCUBACIÓN

Ahora bien, podremos tener una excelente calidad de huevo incubable en cuanto a cáscara se refiere, podremos controlar eficientemente la temperatura de cascarón del día 1 al 18, podremos tener una pérdida de humedad al día 18 de un 10 a 12%, podremos implementar un programa de pasos en nacedora para evitar sobrecalentamiento y tener un rendimiento de pollito de 68.5% al nacimiento, pero si llegamos a tener fallas mecánicas o de mantenimiento en nuestras máquinas y salas de incubación todo se puede venir abajo.

Dentro de los puntos esenciales de control están:

  • La ventilación
  • El volteo
  • El sistema de humedad
  • El correcto sellado de las máquinas

Para lograr el diferencial de presión necesario para el eficiente ingreso de aire de la sala, recirculación en la máquina y salida hacia el plenum.

VENTILACIÓN EN LA INCUBADORA

La variable “ventilación” tiene 2 aspectos fundamentales y con regularidad sólo se lleva control estricto sobre uno, tanto la temperatura de aire como su velocidad son importantes.

  • En las máquinas de carga única es más sencillo controlarlo, ya que al tener una misma edad embrionaria solo nos preocupamos por lo que requiere el embrión en un momento dado,
  • Mientras que en las máquinas de carga múltiple es un poco más riguroso por tener hasta seis diferentes edades de embrión en el mismo momento.
  • Sin embargo, en cargas únicas también tenemos el efecto de edad y fertilidad de lote que debemos controlar con un perfil adecuado de carga para lograr un eficiente calentamiento del huevo antes de los 10 días de incubación y un enfriamiento correcto después del día 11.
 

Absorción

Imágenes 2-3-4-5. Microclimas en incubadoras y nacedoras.

Entonces el aire nos controla la temperatura de la cáscara por el efecto de convección, pero su eficiencia se da por la velocidad con la que pasa por la masa de huevos y esta dependerá de los ángulos de volteo que tengamos y del adecuado sellado interno de la máquina para no tener salidas de presión que desvíen el flujo de aire provocando los indeseables microclimas que afectan o dispersan el desarrollo del embrión abriendo la campana de nacimiento.

Por tanto, es necesario revisar los RPM de cada motor, la calidad y estado de sus aspas, así como todo el sistema de empaques de la máquina.

VOLTEO

Seguidamente el ángulo de volteo es otra variable que no solamente impacta en la temperatura del embrión sino también en los índices de mortalidades embrionarias por mala posición del embrión dentro del huevo lo que le dificulta realizar el picaje interno de la membrana y no poder acceder a la cámara de aire para iniciar con la respiración pulmonar.

Según Foote 2021, las incubabilidades pueden disminuirse drásticamente si los volteos no están en los ángulos correctos (Ver Cuadro3).

Cuadro 3. Impacto de los ángulos de volteo en el nacimiento del pollito.

El rango aceptable para los ángulos de volteo está entre los 38° y 45° en ambos sentidos, por debajo de 38° hasta 36° la incubabilidad puede disminuir hasta un 2% y con ángulos menores a 36° las pérdidas por incubabilidad pueden llegar hasta un 30%.

Todos estos aspectos antes mencionados de manejo mecánico de las máquinas van a impactar en el confort del embrión alterando su desarrollo y básicamente nuestro objetivo está en que el pollito no sufra estrés de ningún tipo para que pueda absorber adecuadamente los nutrientes de la yema.

EFECTOS DE LAS ALTAS TEMPERATURAS EMBRIONARIAS EN LA ABSORCIÓN DE YEMA Y SU IMPACTO EN LA MORTALIDAD

En mayo del presente año la Dra Aline Kuntze de AVIGEN realizó un importante webinar donde se confirman los efectos de las altas temperaturas embrionarias en la absorción de yema y su impacto en la mortalidad a los 38 días junto al tamaño de órganos vitales importantes para un adecuado desempeño productivo del broiler.

Es de todos sabido que el rendimiento en ganancia de peso a los 7 días se correlaciona con el peso a los 42 días, por lo que un excelente arranque en el consumo de alimento del pollito asegurará excelentes tasas de conversión alimenticia y mortalidad que se prorrogarán al peso a faena, y ese arranque exitoso solo se logrará con pollitos vigorosos y fuertes que lleguen directamente a campo a comer con un sistema inmune fortalecido.

Absorción

Cuadro 4. Porcentaje de absorción de yema de acuerdo con la temperatura promedio de cascarón del día 10 al 18 día de incubación.

En conclusión, muchos aspectos nos van a impactar en la eficiencia con la que el embrión absorba los nutrientes de la yema. En la medida que los controlemos y mejoremos tendremos pollitos con mayor viabilidad y desempeño en campo.